“Cuando sea grande”

¿De cuántas historias habrá sido testigo una simple banca para esperar el bus? O:

   Iba apurada como de costumbre a la facultad (necesito que se invente YA algún método de teletransportación u.u), pero como bien se sabe, la espera es directamente proporcional al apuro que se tenga. Prosigo, estaba en una parada de bus a la que no suelo ir, me pongo los auriculares, preparo mi “importe justo del pasaje” y espero a que mi limusina Mercedes Benz venga por mí. ^^

  Pasa poco tiempo hasta que un niño de aproximadamente 9 años y su hermanita de unos 6 se sientan en la banca donde me encontraba. La pequeña no dejaba de mirarme por la cantidad de pulseras que suelo tener, era una mirada curiosa e inocente. Entonces la miro y le sonrío. Rápidamente ella sintió confianza y me pregunta “¿a dónde te vas?“, a lo que encantada le respondo “me voy a la facu“, ella siguió con la ronda de preguntas: “¿y qué estudiás?“, “Periodismo” – le contesté, “¡Aaahh, vas a salir en la tele!” me dijo emocionada, mientras su hermano escuchaba atentamente lo que decíamos.

  Me animé y le pregunté: “¿vas a la escuela?“, “sí, estoy en primer grado” me dijo orgullosa. “¿Y tú?” – le pregunté al niño, “también voy, a la mañana” me dijo. “¡Qué bueno!”  les dije a ambos y con cierto temor a recibir una respuesta poco esperanzadora, les cuestioné: “¿qué quieren ser cuando crezcan?“, rápidamente el niño me contestó: “ cuando sea grande quiero ser abogado” y su hermanita: “y yo profesora“, me quedé de cierta forma impresionada, ya que esperaba a que me dijeran algo más cruel como que no iban a tener tiempo por tener que trabajar o cosas así, por su situación.

  Les subestimé y gracias al Cielo me equivoqué en mi forma tan cuadrada de pensar, porque muchos de estos chicos no viven soñando, sino trabajando para ganarse el pan de cada día. La conversación no duró mucho, ya que pronto ambos retomaron la realidad de sus vidas y se subieron en un bus que venía para poder obtener algunas monedas de caridad.

  La verdad que me llegó lo que me dijeron, y el saber que aún tienen planes para el futuro me alivió, ya que muchas veces las personas dejan de soñar por verse superados por su condición. U_U

Anuncios

Acerca de Ajiru

Redactora de noticias musicales (Play Me y Radio Aparato), comunicadora, Au Pair en Alemania, dreammaker. Amante de la música, League of Legends, el cosplay y los chips.

Publicado el 11 octubre, 2011 en Experiencias personales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: